Si te duermes, te dejan…

El domingo pasado quedé con el grupo con el que entreno a las 7:15 de la mañana. Ibamos a hacer una ruta por la Sierra de Mariola y tenía muchas ganas de hacerla. La noche anterior había estado en una feria de eventos y se me había hecho tarde, me acosté más tarde de lo que quería y al día siguiente me retrasé y llegué 6 minutos tarde a la cita y ya no estaban. Puede parecer algo exagerado pero así es como actuamos los del grupo, si te retrasas, no te esperamos, porque eso significa que todos estén enfriándose por tu culpa.

Al principio me dió mucha rábia y, sobre todo, porque es una ruta que me gusta mucho y estaba muy animada. Pero cuando analicé la situación, me alegré. Me alegré porque me hizo reflexionar sobre la importancia de la puntualidad.

Es fundamental ser puntual en todas tus citas y no hay ninguna excusa aunque no sea una cita profesional porque hay que respetar el tiempo de los demás que es igual de valioso que el tuyo.

Si relajas esta máxima de la puntualidad te puede pasar que no controles tu tiempo y tus entregas se retrasen. Programa siempre tu tiempo con holgura para que nunca falles en tus citas y en tus entregas de trabajo. Y, si ves que no vas a llegar, avisa con tiempo para que puedan organizar la agenda y su trabajo. Y a ti ¿te han dejado alguna vez?

Hoy toca acostarse pronto para que mañana no me dejen 😉

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s